jueves, 30 de julio de 2015

DÍA 18

Hoy el cole que daría más problemas iba a ser Lavapiés. Un niño perdió un zapato en el colegio contiguo, algunos monitores decidieron tomarse el día de descanso y otros se partieron el espinazo porque aquello saliera adelante. Para algunos sería incluso su ultimo dia en campamento. Chan chan chan. Una de: cierra la puerta por fuera majete!!! No sabemos que se habían tomado los niños que estaban alteradísimos a diferencia de Ashley que decidió disculparse con Javi. (uuuuuuuu temitaaaaa. Los que se pelean se deseaaaan) Mientras tanto en Pueblo Nuevo se hicieron finalmente los buzones de los monitores y empezaron a llover cartas y dibujos. Repartieron las circulares que tanto nos había costado hacer en todos los cursos e hicieron repetir en alto a todos los niños que: el rally el viernes se hace en Lavapiés. Hoy tampoco tocaba currar demasiado en clases de Salud y nutrición o Cultura General. Vaya… Pero bueno, llegamos a casa con un Y SI SOMOS LOS MEJORES BUENO Y QUE, BUENO Y QUÉ!! Porque al fin y al cabo los días malos no son más que referencia para que los días buenos sean espectaculares. Comimos una deliciosa pasta con bechamel preparada por Cris y María y de postre mango pero sin tarta (no nos comimos toooda la pasta). Llegada de Pacheco y visita de Raúl y Bo a otras obras. Hoy tocaba división de personal, así que Jesús, Goxi, Javichu y la reina Icsia se fueron con Borja a pasear piedras, mucho sol, moratones y el exhibicionista de Borja quitándose la camiseta. Un gran trabajo chicos. El resto de la comanda terminaba de empañetar y nos despedimos de la obra en la que hemos estado trabajando durante estas últimas semanas. Vuelta al CESA, ocomo dicen aquí el sesa, (porque ponemos muchas s z y c para nada) pasando previamente por la Sirena, ya tu sabe. Esta noche era noche de compartir y los españolitos (Ángel ayudado por si mismo) prepararon una deliciosa tortilla de patata, perdón, una no sino 7, a nuestros amigos dominicanos. Mónica la profesora nos enseño a bailar el cocodrilo, mientras que Raúl, Rai y Vladi noss armonizaban nuestro baile.
Una vez se fueron nuestros invitados recogimos, nos comimos algún bidón de agua mientras limpiaban telarañas (Javi). Ya metidos todos en cama, excepto los que por razones inexplicables duermen en el suelo, tuvimos un nuevo percance con Gladis CHAN CHAN CHAN Creemos que se tropezó y voló por la escalera. Hay Dioh que miedito. Nos costo volvernos a dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada