jueves, 16 de julio de 2015

DIA 7

Hace una semana ya que llegamos a la isla y parece mentira que hayan pasado tantos días. Para desayunar, Itzi y Bo nos sorprendieron con pan tumaca para variar nuestra rutina de mantequilla, jamón y queso. Arrancamos con fuerza el día para ir a los campamentos, HOY ES DÍA DE… RALLY!!!!!!!!!!!!!!! Así que dimos dos clases por la mañana y después del recreo comenzó el rally. En Pueblo Nuevo empezó a salir todo a pedir de boca Cuando Itzi encontró el tesoro que pensaba que estaba en Lavapies. Micro infarto. Cuyo premio ganó el equipo 2, dirigido por Silvia y Vielkis al grito de: AUUU, fueron los primeros en encontrar a Itzi y para acabar, como peloteo, la dieron un bolón, chupachos, a nuestra querida coordinadora (peloteo).
Mientras tanto en Lavapies, Bolita cantó el himno y a pesar de los pequeños problemas técnicos iniciales como que un monitor de prueba se fuera corriendo con un equipo, al final salió bien, ganó la COMPAÑERA (guiño guiño) de Javi, Ashley. Piedra va piedra viene, cedazo va cedazo viene y así resumimos nuestro último día de obra de esta primera semana.
A la vuelta nos dimos cuenta de que no teníamos luz y lo conseguimos arreglar gracias a Chico, un estupendo electricista. El fue quien en pasados campamentos bautizó a nuestra querida Itzi como “reina”. Una vez duchados con barreños de agua al aire libre, nos pusimos en marcha para ir a cenar en Santo Domingo unos sándwiches acompañados de deliciosos y muy variados batidos como el de chinola, guanábana, zapote, lechosa y granadillo. A cual mas rico. Dimos portazo a un miembro del equipo (Maité te queremos) y volvimos todos menos uno (Chofeeeel seguro a la guagua dale duro!, chofer payaso a la guagua dale al paso) fritos y desnucados en la furgoneta. Terminaron de preparar la comida del día siguiente y nos fuimos todos a la cama. Mañana más , si sobra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada