viernes, 17 de julio de 2015

DÍA 9

Buenos días, después del despertar amoroso de Novoa, nos hemos ido a la parroquia y hemos disfrutado de una agradable misa que ha durado 2 horas que se han pasado volando entre bautizos, patadas a Borja y despedida de las dos alemanas, que a pesar de hablar con un acento bastante fuerte hemos logrado descifrarlo. Tras la misa, Aniceta estaba hasta arriba con la acogida de Yeni, Anthony, Arlyn y Mercedes que nos han acompañado a Boca Chica ¡¡¡¡¡HOY ES DÍA DE PLAYA!!!!! Nada más llegar hemos disfrutado de unos divertidos y descompensados (esto obviamente lo ha escrito alguien del equipo perdedor, capitaneado por Gonxi) relevos y un relajante baño con picaduras de medusa mientras jugábamos a “Beso – Placaje”. Una vez terminado el baño y la caída de una rama que casi nos da, nos hemos ido a disfrutar de unas ricas pizzas con vistas al mar. Terminada la comida decidimos dar unos paseos filosóficos por la orilla del mar. Al llegar a casa Borja e Itzi se pusieron manos a la obra con un pollo al curry mientras el resto terminaba de arreglar la casa, coladas, limpiar…porque pronto llegarían Raúl y Maité de Santo Domingo de pasar unos días con su familia. Además esperábamos también la llegada de una nueva inquilina más, nuestra querida Móni.
No obstante no preparamos la llegada solitos los trece, sino que además se encontraban también nuestros queridos amigos dominicanos trayendo sus ritmos y sus bailes a casita, animando esta preciosa noche de domingo. Las sorpresas no terminaban, ¡Pedro nos trajo mogollón de cajas llenas de material para los peques del campa! Bienvenidos bienvenidos y fin de esta primera semana en la islita dominicana, COLEGA. PD: Cris, ¿quieres velas? O ¿quieres ver las patatas? Y mañana, soooolo si sobra , más

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada